Année France-Colombie 2017

L’Année France-Colombie 2017 est un programme binational, qui émane d’un accord entre les présidents français et colombiens, François Hollande et Juan Manuel Santos, signé lors de la visite officielle du mandataire colombien en France, en janvier 2015. Elle fait partie des Saisons Croisées que le gouvernement français organise avec différents pays du monde, reconnues internationalement comme projet d’excellence en matière de coopération bilatérale.

L’Année France-Colombie 2017 (inscrite dans le décret 1652 du 20 août 2015) a pour objectif de renforcer et diversifier les relations entre les deux pays, ouvrir de nouveaux espaces de coopération, et accroître la visibilité des forces de chaque nation. C’est un moment historique exceptionnel, d’échange ambitieux, qui impliquera les différents secteurs culturels, scientifiques, artistiques et institutionnels, entre autres.

UN GRAN ENCUENTRO CON LA DIVERSIDAD DE NUESTRAS DOS NACIONES

Los vínculos entre Colombia y Francia son fuertes y se remontan a los primeros años de nuestra vida como nación independiente. Francia ha sido fuente de inspiración y modelo para nuestras instituciones democráticas.

No pretendo hacer uso de este espacio para reconstruir estas raíces de las cuales hemos aprendido tanto. En su lugar, celebro profundamente que Francia haya elegido a Colombia para desarrollar su programa “Temporadas Cruzadas” y de esta forma se lleve a cabo tan importante intercambio de cooperación bilateral con la celebración del Año Colombia-Francia 2017 - Année France-Colombie 2017. En dicha elección se traduce la voluntad de nuestros dos gobiernos de desarrollar y reforzar intercambios en múltiples terrenos: cultura, innovación, ciencia y tecnología, economía, turismo, deporte, educación, entre otros.

Esta iniciativa permitirá además que los franceses y muchísimos europeos descubran y redescubran nuestra cultura, nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro, marcado por el camino a la Paz que estamos recorriendo los colombianos. Francia ha sido referente democrático, cultural y educativo para los colombianos desde hace décadas, siglos. Hoy, más de 20.000 compatriotas viven en ese país, 3.500 de los cuales son jóvenes que cursan estudios de educación superior. Francia es uno de los destinos más buscados por nuestros estudiantes, junto a Estados Unidos y España. De hecho, los colombianos representan la segunda comunidad estudiantil latinoamericana más grandes en el país galo, después de Brasil.

La cultura y la educación nos han unido fuertemente. Basta recordar que Colombia ha sido invitada en varios festivales de cine dedicados a América Latina, en Biarritz, Nantes y Amiens, y fue el país invitado de honor, en el Festival d’Île de France de 2014, uno de sus eventos culturales más destacados. En la nueva etapa que vivirá nuestro país en los años que vienen, el de la construcción de la Paz, nuestra gran apuesta es que en 2017 los franceses descubran verdaderamente un país del que se oye mucho pero se conoce poco. Para ello hemos preparado una programación robusta que contiene múltiples expresiones artísticas de gran calidad, así como un énfasis muy importante en la cooperación descentralizada entre ciudades y regiones, alianzas económicas y fortalecimiento de la cooperación universitaria y educativa.

Y eso es exactamente lo que también esperamos que suceda en nuestro país con la muestra de Francia en Colombia. Francia es reconocida por su cultura y gastronomía, pero su presencia es mucho más amplia, en particular en nuestra economía: contamos en nuestro territorio con más de 150 empresas francesas que invierten y generan empleo. Su capacidad innovadora en materia de tecnología, agroindustria y medio ambiente son áreas en las que podemos aprender los colombianos.

Se trata entonces de un redescubrimiento de ambos países. Una nueva mirada, más actual y más profunda, que nos permita entender de una mejor manera la riqueza de nuestras culturas, nuestros valores compartidos, nuestras fortalezas e identificar nuevos espacios de cooperación y trabajo conjunto. Este año de ‘Temporadas Cruzadas’ será un paso fundamental para seguir afianzando la relación de amistad y apoyo mutuo entre nuestras naciones.

JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República de Colombia

UN MOMENTO EXCEPCIONAL EN LA HISTORIA DE LA AMISTAD FRANCO-COLOMBIANA

Al llegar la hora de la Paz, el inicio del Año Colombia-Francia 2017 constituye un momento excepcional en la historia de la amistad entre nuestros dos países.

Este Año reafirma la voluntad de Francia de acompañar a Colombia por la senda de una paz duradera y de dar a nuestros intercambios una renovada aspiración en todos los campos, ya sean culturales, educativos, científicos o económicos. Deseo que sea el preludio de una nueva dinámica que se extenderá a todo el conjunto de nuestras relaciones durante los años venideros.

La cultura es una fuerza poderosa capaz de federar todas las energías. En Francia y en Colombia, en universos tan variados como la literatura, lo digital, el desarrollo sostenible, el deporte o el turismo, este Año congregará a los artistas de todas las áreas, a las instituciones culturales más prestigiosas, a las universidades, a los gobiernos locales, a las asociaciones y a las empresas. De esta manera, más de 350 eventos marcarán la cadencia de una programación bajo el signo de la juventud y de la innovación y cuya ambición es abrir nuevos espacios de diálogo a todos aquellos que participan en ella.

Agradezco entrañablemente al gobierno colombiano y a todos nuestros socios públicos y privados que se comprometieron a nuestro lado y con quienes hemos trabajado de la mano para construir esta programación admirable.

Los invito a descubrir todas las manifestaciones que serán organizadas en Colombia durante el primer semestre de 2017, anhelando con impaciencia una temporada colombiana en Francia que se presagia muy apasionante.

FRANÇOIS HOLLANDE
Presidente de la República francesa

ÉCHANGE ET ENTRECROISEMENT

Pour la Colombie, l’Année France-Colombie 2017 représente l’opportunité de se projeter, en France et en Europe, comme le « Nouveau Pays » auquel nous aspirons tous, de paix et développement, recherche, investissement, commerce, biodiversité, et engagé pour les objectifs du développement durable et la promotion de sa diversité et de son patrimoine culturel. De plus, cet échange sera l’occasion de partager avec la communauté mondiale les leçons apprises de la recherche de la paix ; un processus qui a forgé la connaissance et l’expertise dans la construction de solutions apportées depuis la culture aux problématiques sociales.

Pour la France, l’Année France-Colombie 2017 représente la possibilité de rénover son image en Colombie, de donner à voir son leadership et potentiel notable en matière de création et d’innovation contemporaines à travers de ses industries culturelles, l’art numérique, ses nouvelles générations d’écrivains et de cinéastes, son excellence en recherche scientifique et ses capacités de formation des experts. De plus, avec cet échange, la France entérine sa détermination à accompagner la profonde transformation que vit la Colombie avec le processus de paix, tout comme ses enjeux de rayonnement international. Une grande fenêtre pour que les deux pays partagent le meilleur de leurs productions artistiques, éducatives, gastronomiques et technologiques, pour ne citer que certains secteurs, tout comme renouveler leurs liens d’amitié et de coopération.

ÉCHANGE et ENTRECROISEMENT constitueront l’esprit de cette année, symbolisé par l’oiseau du logo de l’Année France-Colombie 2017, destiné à favoriser la connaissance et la compréhension mutuelle entre la France et la Colombie, avec le meilleur de nos savoirs, talents et expertises.